domingo, 26 de febrero de 2017

POLLO AL CURRY CON ARROZ BASMATI




El pollo al curry es una receta originaria de la India. Habitualmente consiste en pollo con una salsa a base de cebolla y tomate, condimentada con jengibre, ajo, guindilla y una diversidad de especias, incluyendo comino, canela y cardamomo y suavizada con algún lácteo tipo yogurt, nata o leche de coco.
Hoy he optado por hacer un curry de pollo un poco diferente del tradicional que he leído en el blog de Javirecetas.
Javi sustituye el tomate frito por champiñones y no es ninguna tontería, le queda muy bien a la mezcla de especias y además el resultado es más suave.
La receta es muy sencilla, hace de plato único y si prescindimos de la guindilla sirve para niños y mayores, en cualquier caso si no estáis acostumbrados al sabor de estas especias os recomiendo que empecéis utilizando menos cantidad de éstas.
¡Vamos allá!

domingo, 19 de febrero de 2017

MEJILLONES EN ESCABECHE

Debo reconocer mi debilidad por todas las elaboraciones que llevan vinagre, y los escabeches no son una excepción.

Existen multitud de recetas pero ésta, de Martín Berasategui me parece genial, el ligerísimo aporte picante de uno de los pimentones la hace singular y para nada excesiva y la cebolleta una vez encurtida está casi tan rica como los propios mejillones. 
La textura de estos mejillones es la misma de la de un mejillón cocido, carne prieta y jugosa, con todo el sabor a mar, que con un aceite de oliva virgen de calidad podemos personalizar a nuestro gusto.
Esta receta es muy fácil de hacer, además de económica, y los mejillones nos podrán aguantar varios días en la nevera bien tapados.

Os animo a que los probéis y me contéis el resultado.
 



jueves, 16 de febrero de 2017

COLABORACIONES:"GINTONIC"

Me encarga Ana una colaboración. Evidentemente, no puede ser una receta de cocina, haría el ridículo (yo). Así que, humildemente, vamos a hablar del

gintonic

GINTONIC, ginebra y tónica. Según el nuevo Corán de Occidente, la Wikipedia, se inventó en la India por uno de estos dos motivos: para celebrar las victoria militares del Imperio Británico en la que era la Joya de la Corona, o para ayudar a tragar la tónica (que contiene quinina), que los paliduchos británicos tenían que tomar allí para combatir la malaria.
Sea cual sea el verdadero origen del gintonic, lo cierto es que estaba constituido por ginebra y tónica… nada más.
¿y el gintonic mejorado con arándanos, o con pepino, con pomelo, o perejil, toques de fresa, canela, regaliz, melón, sauco, o con hierbabuena? Esos, y aquí pido perdón a quien se ofenda, yo les llamo “gintonis”.
“Barbie, guapa, ¿me preparas un gintonis?”
“Por supuesto, Norton. ¿Cómo lo quieres, de nuez moscada y frambuesas, como siempre?”
“No, estimada, esta vez que sea el de corteza de pino y leche frita. Es que me encantan tus gintonis”.
Volviendo al gintonic, concedo un cierto aroma cítrico, que no es más que acentuar un aspecto que la tónica original ya tenía. Si me preguntan, soy partidario de una sencilla ginebra tipo London Gin, y una tónica “de las de toda la vida”, pero entiendo que pueda gustar utilizar ginebras más complejas “con más botánicos”, para los entendidos.
El video que he preparado es tan simple que parece un poco de broma, pero es lo que es, una descripción de los pasos básicos para que un gintonic no sea aguado, tenga carbónico, sea refrescante… y que nos salga siempre igual (que parece una tontería, pero no lo es).
Sobre esta base, cada uno puede vestir el gintonic a su gusto, con su ginebra preferida, la tónica que más le guste… pero por favor, no se pase, no lo convierta en un gintonis...
(Diego P.)

Si tu dispositivo no reproduce Adobe Flash el vídeo podría no ser visible. En ese caso, tienes este link: video en youtube



domingo, 5 de febrero de 2017

COULANT DE CHOCOLATE CON SALSA DE FRESA


Este exitoso postre es invención del cocinero Michel Bras que lo patentó en 1981 y desde entonces ha tenido un montón de versiones.
El coulant o volcán se trata de un pequeño bizcocho de chocolate con el interior fundido de manera que al cortarlo sale una lava de chocolate que se desliza por el plato.
Para conseguir ese efecto, la masa para el bizcocho suele congelarse o guardarse en el frigorífico antes de su horneado, de manera que el calor del horno no llega a cuajar el centro.
Hoy vamos a hacer mi particular receta, es muy, muy fácil y cómoda de preparar, ya que la masa la hacemos con antelación y sólo tenemos que hornear y montar el coulant antes de servirlo.
Una salsa de fresa o frambuesa le va genial, le da un toque fantástico de frescor y acidez y si queréis, con una bola de helado ya es el súmmum.
No creo que haya nadie que se pueda resistir a esto, ¿o si?