martes, 27 de septiembre de 2016

PASTELITOS DE CHOCOLATE CON CORAZÓN










Estos pastelitos de chocolate son una receta de Robin Food, aunque como siempre que cae una receta en mis manos, la tuneo a mi gusto.
El corazón es de lo que le queráis poner, yo en este caso he utilizado una mermelada de naranja y jengibre que me encanta, y lo mismo en cuanto al topping, en este caso unos anacardos garrapiñados, pero incluso sin nada están riquísimos.
Pueden servir tanto de sobremesa como de merienda, o ponerlo de postre acompañándolo por ejemplo de un sorbete, como lo presento al final de la entrada.
INGREDIENTES: Para 31 pastelitos cuadrados Molde silicona Ernesto (cuadrados) o 12 financiers (rectangulares)

  • 135 gr.de chocolate negro 70%
  • 130 gr. de mantequilla en pomada
  • 100 gr. de harina
  • 150 gr. de azúcar 
  • 2 huevos xl
  • Mermelada de naranja o en este caso naranja con jengibre
  • Cacahuetes garrapiñados
  • Azúcar glass para espolvorear



ELABORACIÓN

Precalentamos el horno a 160º

Fundimos el chocolate al baño María.


Pomamos la mantequilla, que ha de estar a temperatura ambiente, trabajándola con una barilla.
Mezclamos en un bol la mantequilla con el azúcar, añadimos los huevos batidos 1 a 1 y a continuación el chocolate fundido y entibiado.




Agregamos la harina tamizada y mezclamos bien.





Introducimos la masa en una manga.






*Para rellenar la manga lo más fácil es colocar ésta en una jarra o vaso de la batidora y proceder a verter el relleno, así podremos utilizar las dos manos.


Disponemos el molde de silicona de financiers y cubrirmos cada hueco con la mitad de la masa.


Colocamos sobre esta parte una cucharada de mermelada.


Volvemos a cubrir cada hueco con el resto de la masa y finalizamos con 1 cacahuete garrapiñado, (esto es opcional). Damos unos golpe sobre la encimera para que asiente la masa.


Horneamos a 160º durante 19/ 20 min en la 3ª ranura del horno.



Retiramos del horno y dejamos reposar hasta que enfríen.

Desmoldamos y espolvoreamos azúcar glass por encima.

¡Listos!


PRESENTACIÓN

Los ponemos en una fuente con el azúcar glass, así formando una pirámide quedan muy bien.
También podemos utilizarlos como parte de un postre, fijáos qué bien resulta con un crujiente de praliné y un sorbete de mango, que por cierto será mi próxima aportación.



¡Espero que os haya gustado!

2 comentarios:

  1. Ana : Están impresionantes. los he hecho varias veces, me los quitan de las manos. Son viciosos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien cuánto me alegro!!La verdades que di son viciosos. Gracias por tu comentario, anima mucho a contnuar

      Eliminar

Gracias por tu comentario