domingo, 3 de junio de 2018

GAZPACHO DE SANDÍA






Hace unos días probé por primera vez el gazpacho de sandía, y me encantó. Bueno... en realidad cualquier tipo de gazpacho me encanta; además es ideal para la época veraniega ya que servido frío ayuda a combatir el calor. 

Existen muchas variantes de este plato. Una tendencia actual es utilizar frutas con alto contenido en agua, que a la vez que nos hidratan, nos aportan multitud de vitaminas y minerales.

En este caso la receta para elaborar esta versión del gazpacho se basa principalmente en sustituir parte del tomate por sandía, fruta con fantásticos beneficios para la salud: 
-hidrata y remineraliza, gracias a su gran contenido en agua.
-con un alto poder antioxidante .
-es baja en calorías (ideal para dietas hipocalóricas al poseer tan sólo 20 calorías cada 100 gramos).
-es diurética y depurativa.

La mejor época para comprar esta fruta es el verano (concretamente de junio a agosto). A la hora de elegirla, debe escogerse una pieza firme, pesada y muy poco brillante en apariencia.
Se podrá saber cuándo ha alcanzado su punto óptimo de maduración al golpear su superficie con los dedos. Si emite un sonido hueco, indica que la fruta está llena de agua y a punto para ser consumida. No se han de comprar las que presenten roturas o tengan partes blandas.
Si la fruta está muy verde se puede dejar durante unos días a temperatura ambiente hasta que madure. Una vez abierta se debe guardar en la nevera para que su pulpa no se vuelva seca y fibrosa.



Os animo a que probéis este gazpacho diferente. Es un plato muy fácil de hacer, sencillo, sano, lleno de vitaminas y delicioso. Se puede tomar como un primer plato, ideal en la cena o en una comida ligera, pero también como aperitivo, servido en vasitos pequeños tipo chupito. 

Una receta muy refrescante para el verano.
¡Vamos con la receta!



INGREDIENTES:


  • 500 gr de tomates (mejor pera o rama)
  • 500 gr de sandía
  • 1 diente de ajo
  • 3 c/soperas de vinagre de Jerez
  • 6 c/soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/ café de sal
  • Agua (al gusto, según lo queramos de espeso)




ELABORACIÓN:


Lavamos los tomates y los troceamos.
Cortamos la sandía eliminando todas las semillas.
Le quitamos el germen al ajo.
Colocamos todos los ingredientes en la batidora junto con el aceite, el vinagre y la sal. Trituramos hasta que quede muy fino y pasamos por el chino.

* Si esto lo hacemos en la thermomix a velocidad 8-10 no será necesario pasarlo por el chino porque no quedará ningún resto de piel que resulta molesto.

* Si no tenéis thermomix y no queréis pasar la mezcla por el chino, podéis pelar antes los tomates con mucha facilidad con el método que explico en mi entrada del blog "Cómo se hace: Cómo pelar un tomate"

Lo reservamos en la nevera y lo servimos cuando esté bien frío. Podemos acompañarlo de unos trozos de sandía o un poco de albahaca, que le va muy bien.



¡Espero que os haya gustado!

1 comentario:

  1. Me parace una opción maravillosa para el verano en la que los gazpzchos son una respuesta estupenda al calor,me la llevo para casa
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario