domingo, 7 de octubre de 2018

AGUACATES CON CURRY Y GAMBAS

Como es habitual, Berasategui no defrauda. Me confieso adicta a su cocina y me encanta como explica sus platos.
Este entrante en concreto, lo ví en un suplemento dominical y aunque al principio no me decía gran cosa, decidí probarlo porque en general, sus recetas no suelen defraudar.

Y efectivamente, el resultado superó mis expectativas. Lo que en principio podría parecer un anticuado cócktel de marisco, resultó un plato muy fresco y actual. La sutil utilización del curry, le da un toque exótico, y la incorporación de acidez con el yogurt y el limón lo refresca. Todo esto unido a sus fantásticas propiedades nutricionales y a que es muy fácil de prepara, hace que este plato sea ya para mí en adelante un "must". 


INGREDIENTES: Para 4 personas

  • 2 aguacates
  • 500 gr de gambas cocidas (yo utilicé langostinos)
  • 1/2 manzana (yo utilicé Granny Smith)
  • 1 puerro pequeño (sólo la parte blanca)
  • 1 limón
  • 1 yogur griego
  • 3 c/soperas de mahonesa
  • 1 c/café de mostaza de Dijon
  • 1 c/café de curry
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra



ELABORACIÓN:

Comenzamos picando el puerro en brunoise fina. Reservamos

Pelamos la manzana y la cortamos en dados pequeños.

Partimos en dos los aguacates y retiramos los huesos, reservando las carcasas para el emplatado. Con la ayuda de una cuchara extraemos la pulpa y la cortamos en dados del mismo tamaño que la manzana. 

Juntamos manzana y aguacate en un bol. Rociamos con un poco de zumo de limón para minimizar la oxidación y reservamos.

En otro recipiente mezclamos la mahonesa, el yogur y la mostaza. Añadimos el curry, sal y pimienta y unas gotas de aceite virgen extra. Reservamos.


Picamos los langostinos guardando alguno para la decoración. Les sumamos los dados de aguacate, manzana y puerro picado. 

Aliñamos con la salsa y mezclamos suavemente con movimientos envolventes para no aplastar el aguacate.

Tapamos bien con film y enfriamos bien en la nevera hasta el momento de emplatar.



EMPLATADO:

Cogemos las carcasas de los aguacates que teníamos reservadas y procedemos a llenarlas con la "ensaladilla" apretando ligeramente.
Colocamos algún langostino y algún brote verde encima como decoración. Rociamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y servimos.
Para mantener estables los aguacates puedes utilizar una base de sal gorda o mejor aún, hielo picado, así se mantendrán frescos.


¡Espero que os haya gustado!


1 comentario:

  1. Que plato de domingo has preparado,Ana,seguro que no quedo ni uno¡¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario